Slayer en El Valle

Fotos: Erasmo del Castillo con la colaboración de Randy Salazar
Texto: Ivan Black
 
El valle de Texas recibió este pasado martes 7 de mayo a una de las giras mas importantes del metal internacional… La gira de despedida de una de las bandas mas emblematicas y legendarias del Thrash y Heavy Metal… Slayer.

 

La gira denominada “The Final Tour” llego a la Bert Ogden Arena en Edinburg Texas y con un cartel de lujo. Acompañando a Slayer venían también Cannibal Corpse, Amon Amarth y Lamb Of God… Fanaticos de todo el Valle, Reynosa, Matamoros, Monterrey, etc arribaron al recinto con gran energía y expectativa. Se sentía una electricidad enorme, parecía que habíamos viajado en el tiempo a los 80s cuando el rock y el metal dominaban el mundo…

No es común que eventos tan importantes visiten nuestra zona, así que los fans respondieron, había gente de todas edades y todos listos para disfrutar de un show para el recuerdo.

Exactamente a las 5:30 se apagan las luces y de inmmediato se escucha el grito generalizado de los asistentes… era el momento de iniciar, ¡y de que forma!… al escenario…

Cannibal Corpse.. La banda de Death Gore más importante del mundo, una banda considerada de culto. ¿Quién no ha visto alguna de sus portadas llenas de arte gore? Son leyendas y estan aquí. A pesar de que su show fue de tan solo 5 canciones, su vocalista George Fisher mantuvo a la audiencia de un lado para otro al dirigir el mosh pit que no tardo en iniciar… Breves pero brutales, y apenas iniciabamos…

La siguiente banda venía directamente de Suecia, los reyes del Metal Vikingo “Amon Amarth”… con una gran producción que incluía un Barco Vikingo sobre el escenario, vestimenta de guerreros, largas barbas y no podía faltar el mazo de Thor. Definitivamente cautivaron a cada fanático… Fueron de lo mejor de la noche…

Llevamos 2 gigantes y aun faltan 2…

Solo estamos a una banda de distancia para disfrutar del plato fuerte… Y que mejor que Lamb Of God para calentar motores…

Esta banda de Virginia es considerada la mejor del metal moderno… Definitivamente prendieron y mucho. El público coreo cada una de sus canciones. El polémico vocalista Randy Blythe tenía al publico en su mano y el estruendo de la batería imponente de Chris Adler retumbaba en cada rincón… un gran show de Lamb Of God

9:00pm… llego el momento… el público se alistaba… todos con la mirada fija al escenario y derrepente se apagan las luces y sin haber sonado una sola nota de música la gente ya se volvía loca…

¡Slayer a esto vinimos!

Una producción espectacular… fuego… proyecciones…gigantes…

Ahí estaban… Kerry King… Tom Araya… Gary Holt… Paul Bostaph… los 4 ginetes del apocalipsis listos para destruir cada rincón de la arena.

Sin perder tiempo inician con Repentless. Toda la arena se vuelve un caos. El mosh pit ardía. Todos conectados con Slayer… La locura total…

La banda no había vuelto al Valle de Texas desde ya casi 20 años cuando aún vivía su legendario guitarrista Jeff Hanneman, así que este momento se iba a aprovechar al máximo. La gente despidió a Slayer como se debía.

Cuando se pensaba que el público ya había llegado al tope entonces el momento cumbre llega cuando suena “Raining Blood” y entonces fue un pandemonium… hace mucho tiempo que no se veía a un público disfrutar tanto de un show. Será recordado por siempre…

Slayer se despide con Angel of Death dejando al Valle de Texas con la esperanza de que este show sea el parteaguas para que mas bandas se animen a tocar en nuestra zona… ¡el Metal vive en el Sur de Texas! ¡y Slayer se dio cuenta!