Interviene de oficio CODEHT en caso Nuevo Laredo

Por Jesús Rivera

Aunque la Comisión de Derechos Humanos de Tamaulipas intervino de oficio en el presunto caso de la siembra de evidencias, la CNDH ejercerá su facultad de atracción,-compartió la titular de la CODEHT, Olivia Lemus.

“Nosotros iniciamos nuestros procedimientos de forma oficiosa-dijo-, en base a las noticias que se dieron a conocer; estamos trabajando en coordinación con la CNDH a través de la Segunda Visitaduría, que es a la que corresponde, el día de ayer, en la Secretaría General de Gobierno estuvimos trabajando en coordinación con la Comisión de Derechos Humanos del Estado y la nacional en la expedición de medidas cautelares y de protección para todas las familias involucradas en este hecho tan lamentable”.

Dijo que existen instrucciones precisas para hacer una investigación exhaustiva, hasta esclarecer los hechos.

“Creo que existe colaboración por parte del Gobierno del EStado, a través de la Procuraduría General de Justicia, donde se han girado las instrucciones para que se nos alleguen los medios necesarios que nosotros requerimos para hacer la investigación y en un momento determinado emitir el acuerdo correspondiente”,-apuntó.

Las medidas cautelares consisten en rondines de vigilancia, el acceso directo a llamadas de emergencia y la atención directa de la Secretaría de Seguridad Pública para los integrantes de las 11 familias involucradas en los hechos.

Tras la integración del expediente, y finalizadas las indagaciones, la CODEHT emitirá la correspondiente recomendación.

Pero por lo pronto, Olivia Lemus expuso que es muy probable que la Comisión Nacional de Derechos Humanos ejerza su facultad de atracción por la gravedad de la situación.

“Tenemos entendido que hay por ahí otras autoridades inmersas en esta problemática y confiamos en verdad que gracias a la colaboración que hemos recibido por parte del Gobierno esto llegue al esclarecimiento a la brevedad posible”,-subrayó.

Por lo pronto, una primera acción fue el retiro de elementos de la Policía Estatal que participaron en el presunto sembrado de evidencias.