Maki Ortiz abre debate sobre la economía informal

Durante el Foro Congreso Abierto que organizó la Cámara de Diputados, la Presidenta Municipal de Reynosa, Maki Ortiz Domínguez abrió el debate nacional sobre la economía informal y la necesidad de su incorporación al padrón de contribuyentes.

En su exposición, mencionó que este sector debe ser regulado y requiere sumarse a la aportación de recursos para que los Ayuntamientos del país puedan hacer más obras y ofrecer mejores servicios a la población, además de tener la suficiente capacidad económica para enfrentar los retos sociales y económicos.

La munícipe destacó que un mayor ingreso fiscal redundará en un impacto positivo en los municipios, puesto que de esa manera se formalizarían las acciones productivas que se han permitido durante muchos años en el renglón de la informalidad.

Maki puso además énfasis en la necesidad de actualizar el Pacto Federal para que los Estados y Municipios que más aportan a la Federación tengan un trato más adecuado a sus necesidades de desarrollo.

Se requiere que los mecanismos de distribución sean más transparentes y equitativos,-subrayó.

De igual manera, mencionó que el clima de incertidumbre que vive nuestro país se refleja en los municipios, los cuales necesitan contar con más recursos provenientes de las participaciones federales para poder enfrentar esos retos.

De acuerdo con el INEGI, Reynosa es una ciudad que tiene 630 mil habitantes, lo que sirve de base para que la Federación asigne un presupuesto que resulta insuficiente.

En base al cruce de datos de dependencias como la COMAPA, la CFE y el registro de trabajadores del IMSS, los resultados arrojan más de un millón de habitantes.

Tal inconsistencia repercute negativamente en las participaciones que Reynosa recibe anualmente.

También el INEGI considera a Reynosa como una ciudad de riesgo, y sin embargo, se aplicó un recorte del 25% de las participaciones federales del programa FORTASEG (Fortalecimiento a la Seguridad Pública).